caye

Ante 8500 personas dejó Cayetano una vez más su impronta de torero fresco y de raza y una vez más puntuó cortando una oreja del tercero de la tarde. No pudo rematar ante el sexto ya que se lesionó. Así lo vieron los portales especializados.

MUNDOTORO

Bajo y bonito, de buen juego el tercero. Cayetano le manufacturó una faena muy pulcra, que por cierto brindó a Alberto López Simón. Siempre en la misma distancia, con la muleta por delante, sin inercia, dos series con la zurda muy buenas, otra con la derecha. Muy centrado Cayetano, que además mató al toro recibiendo. Cortó la primera oreja de la tarde.

Se lesionó el sexto, muy serio, enseñando las palas, con mucha plaza. Se estrelló contra un burladero y acusó el porrazo el resto de la lidia. Por el izquierdo medio embistió, pero si lo apretabas no tenía ritmo porque tenía la coordinación justa. Y si lo querías ligar, al tercer muletazo se quedaba más corto porque no podía tirar para delante. Cayetano trató de darle encelarlo en una labor centrada y responsable. Saludó después de una buena estocada.

 

CULTORO

Una oreja, la primera del festejo, cortó Cayetano Rivera Ordóñez al tercero de la tarde, toro de su debut en el coso de Illumbe. Por ambas manos se lo pasó con raza el torero de dinastía, dejó muletazos de buena factura por la mano derecha. Mató recibiendo y paseó el apéndice. No fue fácil un sexto mermado tras un golpe contra las tablas, siendo silenciado Cayetano.

 

BURLADERO

Cayetano Rivera lancea a la verónica y lo lleva a los medios y rematar con una buena media lo ponen suerte por chicuelinas ajustadas. Paso justo en varas  y en banderillas saludan Iván García y Alberto Zayas. Brinda Alberto López Simón. Faena de elegancia y naturalidad en la que supo complementarse con una estado noble que permitió y humilló cuajando grandes series por ambos pitones estocada caída efectiva oreja y Aplausos en el arrastre. El que cerraba plaza se golpea contra las tablas dañándose la mano izquierda, lances sueltos de verónica. Justo en varas voluntariedad y entrega ante un astado complicado al que le costó entrar en faena. Estocada caída, descabello. Silencio

 

APLAUSOS

Cayetano paseó un trofeo del tercero, un buen toro de José Vázquez cuya muerte brindó a Alberto López Simón. El madrileño había recibido al excelente ejemplar a la verónica, llevándolo después hasta el caballo con ajustadas chicuelinas al paso. Muleta en mano, derrochó temple, naturalidad y elegancia ante un toro que transmitió y permitió el lucimiento. Mató de una estocada caída cobrada en la suerte de recibir, de rápido efecto, y recibió la oreja que pidió el público.

Poco pudo hacer Cayetano ante el sexto, protestado por el público en el primer tercio después de que el toro se golpeara de salida contra un burladero. Hubo alguna pincelada de buen gusto a cargo del madrileño, que mató de estocada caída y descabello.

 

FOTOGRAFÍA: LIBERTAD RODRÍGUEZ