cultoro

No era una noche más, era una noche de reivindicar libertad y por desgracia de momento, el último festejo de toros en la plaza de Palma de Mallorca. Ante 10.000 personas que defendieron con su presencia la libertad de disfrutar de un espectáculo cultural y legal, Cayetano cortó una oreja al que cerró plaza. Su primero no le dio opciones y Cayetano estoqueó al último toro de una plaza emblemática.

Así contaron los portales Cultoro.com y Mallorcadiario.com la noche de Cayetano:

“El tercero de la noche fue un castaño noble pero sin fuerza. Le sobró hasta el picotazo que recibió. Se lució con él Cayetano de capa, toreando con soltura y buenas formas a la verónica. Muleta en mano, Rivera, tras brindar a la infanta Elena, el toro no tuvo transmisión ni fuerza. El posible trofeo lo perdió al pinchar en tres ocasiones. Silencio. La entrega del torero de dinastía tuvo premio en el sexto. Fue un toro soso, que no transmitió, pero a base de muletazos de uno en uno, cruzándose, le cortó una oreja a base de una estocada desprendida. Antes, de capa, se lució Cayetano tanto a la verónica como en un quite de compás abierto.”

“Cayetano lanceó a sus dos oponentes con las manos bajas y ganándoles el paso. En su primero, que brinda a S.A.R. la Infanta Elena y a sus hijos, se dobla de manera pinturera de inicio. Naturales de seda de ida y vuelta, derechazos y unos torerísimos ayudados por alto. Tres pinchazos.
En el sexto la faena alcanzó la excelencia al enganchar las embestidas, marcar el camino, alargar los muletazos e imponer el mando para dejar a la res en el sitioo correcto para que el toreo avance sin solución de continuidad. Estocada. Una oreja.”

FOTO: CULTORO.COM