18_Marzo_corrida_de_toros_2017_Fallas 21

Cayetano volvió a dejar de nuevo su mejor toreo en una plaza de primera. Tras el triunfo del pasado año en Fallas, ayer Cayetano cortó una oreja y dejó una faena artista ante el quinto de la tarde en Valencia. Se movió el de Juan Pedro Domecq y Cayetano se gustó y gustó en una faena seria, clásica y de mucha raza. Así publican algunos diarios y portales de información sobre la gran actuación de Cayetano en Fallas.

 

MUNDOTORO

Y creció con el quinto que sacó al Cayetano de toreo más puro y valiente. Otra vez Valencia demostró que está más que capacitado para los grandes puertos que se avecinan este año. Cayetano recuerda a sus orígenes: la fuerza de Rivera con una porta gayola de hinojos o el guiño a Ordóñez con esa forma de expresarse en una tanda a pies juntos al natural, ofreciendo el pecho, que fue simplemente para guardar.

El quinto tuvo aspecto serio pero de muy buenas hechuras, corto de manos y cuajado. No perdió su oportunidad Marín de hacer su quite mientras que Cayetano solo pensaba en cuidarlo para que le diera todo lo que apuntó el toro en los primeros tercios. De rodillas lo recibió en el tercio para comenzar una faena que se basó en la entrega total con destellos de buen toreo. Acompañó la movilidad, con clase y nobleza, y una prontitud que ayudó a una labor larga y sentida. Todo fue pundonor, raza y amor propio lo que hizo explotar la faena con la cima de una tanda al natural a pies juntos. Cayetano logró una de sus actuaciones de tono artístico más altas que, además, remató volcándose en el morrillo para dejar uan gran estocada sin puntilla.

LA RAZÓN

La movilidad del quinto nos pareció la bomba después de que Ponce se las viera con un imposible cuarto. Reponía el toro por el derecho quedándose punto por dentro y pasaba con más limpieza al natural. Cayetano lo que impuso al trasteo desde el principio fueron las ganas. Del prólogo de muleta hasta el final. Y eso fue por lo que logró mantener el interés toda la faena, y por el temple y el empaque de su toreo, que cuando se ralentiza imprime una cadencia buena. La espada, a la primera, eso sí, se le fue abajo y paseó un trofeo.

BURLADERO.COM

Pero salió el quinto y por segundo año consecutivo Cayetano convenció en Fallas con una faena grande. La había empezado con una primera serie en redondo de rodillas para seguir con toreo puro, sincero y entregado, hasta por momentos abandonado. Tandas ligadas sin enmienda, asentado de zapatillas, firme de plantas. Pocas concesiones a la galería y valor sereno. Se tiró a matar en rectitud, con mucha verdad, y la estocada quedó ligeramente desprendida y delantera. Sólo eso le privó de conseguir la dos orejas.

APLAUSOS.ES

Cayetano le vio posibilidades y salió con mucha disposición y raza. Aguantó el toro, que permitió a Cayetano mostrarse muy templado y torero. Algunos muletazos tuvieron sabor. Conectó pronto con el público, destacando al natural. Antes de matar, saludó la banda de música la ovación del público tras interpretar la Concha Flamenca, gesto que no gustó al torero, que buscó enrzado la efectividad de los circulares. Buena estocada. Oreja con petición de la segunda.

FOTOS: SCP (ALBERTO DE ISIDRO)