Granada

Los hermanos Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez han presentado en la mañana del viernes el mano a mano del próximo 25 de mayo que les enfrentará en la Feria del Corpus de Granada.

La rueda de prensa se ha producido en un enclave único situado entre la Alhambra y el barrio del Albaicín, donde los diestros han atendido a multitud de medios de comunicación locales y nacionales.

En el acto, moderado por el periodista José Enrique Moreno, se ha hecho un profundo análisis de las tres grandes dinastías, Rivera, Ordóñez y Dominguín, que confluyen en estos dos toreros.

Francisco Rivera “Paquirri” asegura que “Este mano a mano me hace especial ilusión, ya que sirve para honrar los mano a mano que en su día protagonizaron mi tío con mi abuelo y mi padre con mi abuelo”. Por otra parte, Cayetano se manifestó nervioso ante la fecha y dijo que “es un día especial y muy emotivo. Dejaré que surjan y afloren los sentimientos y la emoción. Un torero tiene la responsabilidad en cualquier plaza, pero también hay más motivaciones,como por ejemplo, los compañeros de cartel. Torear con mi hermano es una preocupación añadida, pero a la vez, una motivación especial para medirnos.”. 

El deseo común de ambos toreros es triunfar, aunque según Cayetano, “Espero que los dos salgamos a hombros y que yo triunfe más fuerte”. Ante tal afirmación “Paquirri” comentó que “Somos los dos muy competitivos y no nos gusta perder ni a las chapas. Creo va a ser una tarde de muchos piques y mucha rivalidad”. 

“Es una gran responsabilidad, pero me gusta porque me trae recuerdos de niño, cuando soñábamos con ser toreros. Ahora cuando hago el paseillo y miro a mi hermano siento admiración hacia él” aseguró el menor de los Rivera. Francisco por su parte indicó que “espero que los toros embistan porque tenemos puestas muchas ilusiones en esta tarde. Desde que me dijeron que el cartel estaba cerrado ya solo sueño con Granada”

También hubo tiempo para las bromas y los chascarrillos; “Paquirri” insinuó que le ofrecería poner banderillas a su hermano, sabiendo que éste nunca antes lo había hecho. José Enrique Moreno cerró el acto preguntándoles qué torero de su familia lo pasaría peor viéndoles. “Paquirri” dijo que “No sé quién lo pasaría peor, pero sí sé quién nos exigiría más” ambos afirmaron que su padre sería el más exigente, aunque su abuelo, con una exigencia callada tendría más peso. “La exigencia que ellos mismo han tenido siempre en sus carreras, sería lo que nos transmitirían” aseguró Cayetano.