cayetano_cali_2018

Cayetano paseó una oreja del quinto en la plaza de toros de Cañaveralejo, Cali. Buen toro, aunque un poco falto de raza, permitió al espada construir una faena interesante, muy meritoria, pues la falta de celo de su adversario obligó a robárselos de uno en uno. Remató con ceñidas manoletinas, que se ovacionaron y, tras el acierto con el acero, paseó su trofeo.

Una lástima que, por culpa de la poca raza de su primer oponente, no hubiera ahí opción de triunfo. Intentó llegar por ambos pitones, después de preciosos doblones de rodillas en el inicio. Tampoco hubo suerte con la espada, pues pinchazo, entera y varios descabellos hicieron sonar un aviso. Pese a ello, el tendido le devolvió con palmas el brindis que hizo al inicio y su esfuerzo.